Aceite de oliva para evitar la resaca.


Este remedio no se toma después de la noche o la ingesta de alcohol. Sí sí, elimina los síntomas antes de tenerlos.
Para ello, en primer lugar, ingiere una comida grasosa o aceitosa antes de beber. Los alimentos grasos generan una película sobre el estómago y hacen que la absorción del alcohol sea más lenta.
La mayor parte de los alimentos grasos están llenos de carbohidratos, que luego se convierten en azúcar en la sangre. Así tendrás una ración extra de los azúcares contra los cuales atenta el alcohol.
Otra buena ensalada con aceite de oliva en abundancia es un consejo más saludable para evitar la resaca. Tampoco hay que abusar y beberse un litro de aceite, sino lo más probable es que tengas tanto retortijones o nauseas que no te apetecerá beber nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario