Red bull, Isostar, Burn,...

El Red bull y otro tipo de bebidas energéticas se inventaron para deportistas, pero con el tiempo,se ha ido introduciendo en el mundo de la noche, mezclándolo con bebidas alcohólicas. Su composición es la siguiente:

Agua
Sacarosa
Glucosa
Regulador de Acidez (Citratos de Sodio, Carbonato Magnésico)
Dióxido de Carbono
Acidulante ácido cítrico
Taurina (0,4 %)
Cafeína 0,03%)
Glucoronolactona Inositol
Vitaminas (Niacina, Ácido Pantoténico, B6 y B12)
Aromas
Colorantes (Caramelo, Riboflavina)

Como se observa en la lista de la composición de esta bebida, es básicamente energía vacía, cafeína y además esta carbonatada con lo que todo entra de una forma más rápida en el cuerpo.

Es posible que el Red bull pueda quitar la resaca o cruda, pero de una forma antinatural y poco segura. Por ejemplo, esta bebida ha sido prohibida en Francia o Dinamarca y, algunos expertos coinciden en afirmar que el mayor peligro del Red Bull reside en su mezcla con otras sustancias, y en especial, con el alcohol: la mezcla de estimulantes con depresores puede provocar ritmos cardíacos anormales, y puede acarrear problemas en el futuro. El fabricante, por su parte, sencillamente no incentiva el consumo de Red Bull y alcohol al no reconocer efectos (ni positivos ni negativos) de hacerlo.

En fin, abusar de este tipo de bebidas y durante mucho tiempo SÍ puede ser fuente de problemas, cuando el cuerpo está cansado, debe descansar y obligarle a beber bebidas energizantes, solo traerá el agotamiento del organismo.