Una comida para la resaca.

Después de un día de fiesta y beber unas cuantas copas, nuestro cuerpo necesita recomponerse y recuperar las sales, vitaminas y el agua que ha utilizado para eliminar la intoxicación producida por el alcohol.

Para recuperar nuestra salud, la primera comida es la más importante y, una comida de fácil digestión, llena de vitaminas y minerales y que contenga gran cantidad de agua sería lo ideas... y si además fuera depurativa, mejor.

Lo más aconsejable es comer muchos vegetales que nos aportarán nutrientes y agua y en general mucho son depurativos. Se aconseja tomar 2 ó 3 infusiones de plantas digestivas o protectoras del hígado -tras levantarse de la cama y antes de cada comida- y frutas, zumos, caldos o sopas a lo largo del día. Todo esto acompañado de un buen plato de ensalada o de verduras, incluyendo aquellas que estimulan el hígado y la vesícula.

Por cierto, mejor nada de café o té... una echate un rato y verás como te encuentras divinamente cuando te levantes y te duches.

Café para la resaca: achicoria y té.

Después de una noche desfasada es muy probable que nos encontremos cansados, con dolor de cabeza y con malestar general. Cuando nos sintamos así, nuestro objetivo será reponernos y, conseguir rehidratarnos y todas aquellas vitaminas que hemos perdido.

Si por ejemplo nos levantamos y para despejarnos nos tomamos un café, lo que hacemos es empeorar nuestro mal estar. Realmente, aunque nos sintamos mejor, se trata de forzar aun más  nuestro cuerpo y eso, a la larga, nos pasa factura.

Por eso, si estamos acostumbrados a tomar café, deberemos sustituir este por algo más nutritivo como el té (mejor verde) o, mejor aun, la achicoria. Una infusión de achicoria es un sustituto ideal del café porque, aparte de rehidratar el organismo, tiene la propiedad de ser un excelente depurador hepático ( del hígado) ... un órgano que se perjudica cada vez que bebemos alcohol.