5 almendra y no tenemos borrachera.

Los frutos secos ayudan a disminuir el malestar de la resaca y la pérdida de magnesio que se produce cuando se bebe alcohol. Pero existe un remedio por internet que cuenta que comer cinco almendras previene contra los síntomas de la intoxicación alcohólica. Os lo pongo tal cual:

"Sin embargo la creencia de que los almendros previenen la borrachera puede ser cierta ya que la almendra amarga contiene amigdalina que es la sustancia que les da el olor y el gusto particular del ácido cianhídrico que produce, sin embargo, son venenosas en grandes cantidades es por eso que no se recomienda consumir agua de almendra ni el aceite del mismo." 


Lo he visto en varias páginas y algunas serias, pero no explican el papel de la amigdalina con respecto al alcohol. Únicamente citan los beneficios de tomar frutos secos, de la aportación de nutrientes, de asentar la digestión y demás beneficios.

En fin, creo que para la resaca existen remedios mejores, como por ejemplo alimentos jugosos que nos aporten el agua perdida y las sales y nutrientes que ha consumido nuestro cuerpo para deshacerse del alcohol.


Por qué bebemos alcohol???

Todo el mundo dirá que bebe para emborracharse, para pasar un buen rato, para desinhibirse, etc... todo el mundo pensará que realmente bebe porque le gusta o porque le apetece... pero... es realmente así? realmente somos nosotros los que decidimos que queremos beber? Quizá lo que nosotros pensamos que nos gusta, la idea de que nos gusta no es originalmente nuestra, sino... porqué los alcohólicos no pueden parar de beber cuando saben que es malo para su salud?

Todo esto viene a que según un estudio realizado por científicos de Europa y Canadá, ver beber alcohol en la televisión (en películas o anuncios) hace que bebamos más. Cuando los publicistas se gastas cientos de millones de euros en publicidad saben lo que hacen. El estudio, demostró que aquellos sujetos que fueron expuestos a los productos alcohólicos, tanto en la película como en los anuncios, bebieron un promedio de casi tres botellas de cerveza de 200 mililitros con alcohol (algunos incluso 4 botellines y otros ni siquiera lo probaron), mientras que los que vieron los anuncios neutrales y la segunda película consumieron, de media, una botella y media.  ¿Realmente nos apetece o nos hacen creer que nos apetece? Una gran parte de nuestra decisión no es nuestra sino de la televisión.


"Nuestro estudio demuestra claramente que la representación de alcohol en las películas y los anuncios no sólo afecta a las normas y actitudes de la gente sobre beber en sociedad, sino que también podría funcionar como una señal que afecta a las ansias de beber", explica Rutger Engels, profesor de desarrollo de la psicopatología del Instituto de Ciencias del Comportamiento de la Radboud Universiteit Nijmegen (Holanda).